Seleccionar página

¿Llegas con energía al final del día?

Si la respuesta es no, puede que pertenezcas a una gran parte de la población española que afirma sentirse agotado al final del día por motivos como la mala alimentación, la falta de descanso o el estrés. Según un estudio realizado por Sigma Dos para el prestigioso laboratorio BOIRON, un 35% de los españoles sufre de este malestar, y peor aún, lo ha normalizado dentro de su día a día.

Es muy común que la mayoría de nosotros cuando experimentamos esta sensación recurramos a alimentos y bebidas con un alto contenido de carbohidratos, especialmente basados en azúcar y cafeína, pensando que nos podrán dar un impulso, pero esta sensación de energía es temporal y suele causar efectos adversos.

Entonces, ¿Cómo podemos remediarlo? La importancia del sueño reparador es incuestionable, pero a veces por cuestiones de horarios o intentar conciliar la vida personal con la profesional, no llegamos a cumplir las 8 horas de sueño recomendada por la National Sleep Foundation. Entonces, la alimentación juega un papel imprescindible, por ello, a la hora de elegir los alimentos que ingerimos durante el día es indispensable tener en cuenta unas sencillas recomendaciones:
Necesitamos desertar la idea de que comer saludable es caro, complicado o requiere un tiempo con el que no contamos. Y lo segundo, es recomendable conocer al menos un poco los componentes de los alimentos para poder escoger más certeramente según tus necesidades concretas.

Podemos encontrar un amplio abanico de elementos que nos harán sentirnos con más vitalidad al añadirlos en nuestro día a día, como por ejemplo, el magnesio, el potasio, o grupos de vitaminas como la B o C, etc. Es un error muy común pensar que cuando necesitamos una fuente de energía, hay que recurrir a los carbohidratos provenientes de harinas refinadas como las del pan blanco, la pasta… Este tipo de alimentos te dan una sensación de energía que rápidamente desaparecerá, debido al incremento de la glucosa en sangre, y su correspondiente bajada brusca.
Para controlar estos desniveles glucémicos, es importante tener en cuenta otras opciones como las proteínas, y combinarlos para mantener una dieta variada y saludable.

 

¿Recuerdas los grupos de alimentos básicos que aprendiste en la escuela primaria? Echemos un vistazo a cada uno:

Proteína de orígen animal

Las carnes magras, el pescado, los huevos y los lácteos son grandes fuentes de proteína. Aprovéchate de todos estos alimentos y no renuncies a una buena dosis de energía.

Cyrclo te ofrece múltiples opciones como las carrilleras, el pollo, pescados como la merluza o el salmón, con un gran aporte de ácidos grasos altamente saludables para el funcionamiento del organismo. Los huevos, al igual que este último pescado, te darán la energía que necesitas, siempre teniendo en cuenta su preparación. Pues no es lo mismo disfrutar de un extra de proteínas cocinadas sin aceites hipercalóricos, manteniendo todas sus propiedades, que optar por métodos como los fritos o rebozados.

Proteína vegetal

Disfruta añadiendo un buen puñado de frutos secos como anacardos, pistachos o almendras en tus vinagretas. Otra elección puede ser las preparaciones a base de soja, esta legumbre cuenta con unas cantidades de proteína muy elevada y puedes tomarla en forma de hamburguesa, como la de adámame (la semilla de la soja) u otras legumbres muy completas como la lenteja roja.

Fruta

La fruta es una excelente fuente de vitaminas, fibra y carbohidratos de combustión lenta, que ayudan al cuerpo a producir la energía necesaria.

La fruta fresca y entera es la mejor, ya que en zumos eliminamos la fibra, y en otros formatos como al deshidratarla, eliminamos el agua perdiendo el efecto de saciedad, que nos ayudaría a llenarnos antes y favorecer la digestión.

Una buena elección cuando queremos combatir la fatiga son las fresas o los arándanos, repletos además de antioxidantes. Tampoco podemos olvidarnos de los plátanos, una gran fuente de magnesio y potasio, así como azúcares naturales o carbohidratos para obtener energía, tanto a corto como a largo plazo.

Atrévete a añadirlas a tus ensaladas y no dejes de tomarlas en el desayuno; sobre tostadas, con yogur… Tienen infinitas posibilidades.

Una de las frutas que te puede aportar mayores dosis de energía y es muy sencilla de preparar es el aguacate. Anímate a probarlo en forma de humus y acompáñalo de tus crudités favoritos como la zanahoria, el pepino o el pimiento.

Verduras y hortalizas

Las verduras y hortalizas contienen múltiples nutrientes y beneficios para la salud. Muchas de ellas actúan en el organismo favoreciendo la absorción de proteínas que puedan aportarte las carnes o legumbres mencionadas anteriormente.

Otro beneficio de este grupo de alimentos es el hierro, esencial para sentirte fuerte. Las espinacas, con un altísimo contenido en hierro, y aliñadas con una vinagreta de frutos secos, son uno de los platos más completos que puedes elegir, y en Cyrclo, es un must entre nuestros clientes.

Cereales

Los cereales son una de las fuentes de carbohidratos que más rápido pueden ayudarte a obtener ese “combustible” para llegar a final del día enérgico. Se recomienda elegir mayormente integrales ya que son más completos y contienen mayores nutrientes.

Elabora tus recetas más sabrosas con pasta de trigo integral y mézclalo con salsas naturales, como el pesto de calabacín o el tomate natural con olivas negras.

Si tienes dudas a la hora de elegir, no dudes en consultar a nuestros Cyrclers, estarán deseando ayudarte y que la experiencia sea lo más placentera posible. Somos firmes defensores de la idea de que hay que comer de todo y sin culpa, disfrutando de una dieta balanceada y saludable, pero no por eso igualmente deliciosa, así que esperamos que estas recomendaciones te hayan podido ayudar y empieces a optimizar tu energía, porque dicen que el tiempo vuela y, por lo tanto, ¿qué mejor que disfrutarlo al 100%?